Saltar al contenido
Información sobre

Autobronceado para piel clara

Autobronceado para piel clara

El autobronceado para piel clara suele ser algo más complejo, ya que buscamos aumentar varios tonos y no siempre lo conseguimos. Por esa razón hemos preparado un pequeño listado de consejos a través de los cuales pretendemos ayudar a todos nuestros lectores a conseguir un autobronceado perfecto.

Autobronceado para piel clara
Autobronceado para piel clara

Pasos para conseguir un Autobronceado para piel clara perfecto

En primer lugar, si queremos conseguir un autobronceado perfecto, es esencial que tengamos en cuenta el estado de nuestra piel.

Tanto si tenemos la piel muy clara como algo más oscura, siempre es recomendable realizar una exfoliación cada cierto tiempo; especialmente un día antes de aplicar el autobronceador.

De esta forma nos desharemos de todas las impurezas y las células muertas, dejando el escenario perfecto no sólo para gozar de una piel mucho más sana, sino también para poder conseguir mejores resultados en nuestro bronceado.

A continuación secaremos a la perfección la piel, eliminando los restos de humedad que haya podido quedar. Pero por supuesto, una piel bonita y perfecta también pasa por una buena hidratación. Por lo que el siguiente paso será aplicar una crema hidratante.

Es importante que tengamos muy en cuenta este aspecto, y por supuesto lo llevaremos a cabo justo después de la exfoliación, es decir, también un día antes de aplicar el autobronceado.

Una de las principales razones de necesitar una piel bien hidratada es que de esta forma, el bronceado será mucho más uniforme y luminoso. Por lo que conseguiremos sacar un mejor partido a nuestra belleza además de que resultará más disimulado; dando la sensación de que se trata de nuestro color de piel real.

También te puede interesar

Aplicar el autobronceador

Ahora ya estamos preparados para el autobronceado. Para ello iremos extendiendo el producto de abajo a arriba a lo largo de todo nuestro cuerpo, para finalizar con la cara.

Aquí prestaremos una atención especial, ya que es la parte de nuestro cuerpo más visible, por lo que tenemos que esmerarnos en conseguir un resultado perfecto.

Antes de aplicar el producto añadiremos un contorno de ojos en la zona de los ojos; ya que esta parte tiende a sufrir una mayor acumulación de producto. Por lo que se notaría la diferencia si no lo extendemos bien.

Empezaremos por el centro del rostro e iremos extendiendo hacia fuera. Es importante evitar la zona del nacimiento de cejas y cabello.

Si hemos elegido el tono adecuado y seguimos los consejos anteriores, podremos disfrutar de un autobronceado perfecto y duradero.