Saltar al contenido

Empezar a correr Recomendaciones

Empezar a correr

No hay nada mejor que empezar a correr para rejuvenecer y perder esos kilos que nos sobran. Pero cuidado, ya que es muy importante que tengamos en cuenta algunas recomendaciones como las que vamos a detallar a continuación.

En primer lugar evitar las lesiones innecesarias y por otra parte también debemos convertir el hecho de correr en un placer; y no en una obligación o en algo que no resulte desagradable.

Empezar a correr

Empezar a correr Recomendaciones

La ropa para empezar a correr

En primer lugar es muy importante que tengamos en cuenta la ropa que utilizamos para empezar a correr. En este sentido, las prendas deberán transpirar lo mejor posible. Ydependiendo de la estación del año en la que nos encontremos y por supuesto del clima adaptaremos el tipo de ropa según la necesidad; en invierno no nos excederemos abrigándonos y en verano tampoco nos excederemos yendo demasiado ligeros de ropa.

No obstante, uno de los puntos más importantes de las prendas para empezar a correr son las zapatillas, las cuales deberán estar pensadas para el atletismo y por supuesto contarán con una buena calidad, ya que nuestros pies pueden sufrir bastante y de esta forma también podremos evitar lesiones.

Crear una rutina para empezar a correr

Como hemos comentado al principio del artículo; es tan importante empezar a correr como hacerlo de forma que disfrutemos y sin correr riesgos.

Para ello vamos a preparar una rutina que se adapte a nosotros y que poco a poco nos vaya exigiendo un mayor esfuerzo pero que nos permita seguir cómodos (ya tendremos tiempo más adelante de convertirnos en profesionales).

Por ello, vamos a empezar practicando atletismo tres veces por semana y por supuesto lo haremos de forma gradual. Por ejemplo, el primer día podemos salir simplemente andar y dedicar 20 minutos a esta actividad. Para el segundo día, andaremos durante 20 minutos y probaremos a correr unos 5 minutos.

Pasaremos al tercer día y podemos andar durante 15 minutos y correr durante 10. Y así iremos sucesivamente aumentando la carrera cada día pero siempre atendiendo a lo que nos dice nuestro cuerpo. Es decir, cuando encontremos un límite en el que nos agotamos; mantendremos varios días con esta práctica hasta que nos vayamos adaptando y veamos que el cuerpo poco a poco nos va pidiendo más tiempo de carrera.

Si seguimos estos consejos, en mucho menos tiempo del que pensamos veremos que nuestro; físico mejora considerablemente y nuestra salud lo acompañará.